Poniendo la Cultura Empresarial por delante de la Estrategia

Es muy tentador para las empresas hoteleras enfatizar demasiado sobre el enfoque de la estrategia mientras se subestima inadvertidamente el poder de la cultura empresarial.

Yo diría que la cultura empresarial es, de hecho, más importante que la propia estrategia. La cultura de empresa tiene que ver con la psicología, las acciones y las creencias de un grupo de personas.

Creo que hay dos maneras de entender el tipo de cultura que impulsa un negocio o le echa el freno:

La cultura de empresa es lo que sucede cuando el Director General abandona la sala. Click To Tweet

La otra forma de entender la cultura de empresa es cuando te dicen que es “la forma en que hacemos las cosas aquí”.

Lo más importante de la cultura empresarial es que, junto al equipo humano, son lo único que marca la diferencia de cara a la competitividad de un hotel, o cualquier tipo de empresa. Cualquiera puede copiar su estrategia, pero nadie puede copiar su cultura. Entonces, ¿por qué no le damos la suficiente importancia?

Poniendo la Cultura Empresarial por delante de la Estrategia

Las mejores empresas son aquellas que tienen una cultura propia que ha crecido para ser más grande y más fuerte que cualquier individuo que la lidera.  Se convierte en lo que une a todos, sin importar en qué departamento se encuentren. Si su gente se compromete con la empresa, es más probable que la estrategia sea propiedad de todos y todos se centran en ella.

Al incorporar nuevos recursos al equipo, es mejor apostar sobre la actitud antes que sobre las habilidades. Click To Tweet

Contratamos por su actitud, entrenamos por su habilidades. Es más beneficioso contratar a alguien con la mentalidad adecuada que se ajuste a la cultura de su hotel, que a alguien con habilidades sólidas y gran experiencia, pero con una mentalidad inadecuada.

La cultura empresarial tiene que originarse en algún lugar, ya que no se desarrolla por si sola. Si la propiedad o el consejo ha sido incapaz de crear y transmitir esa cultura de empresa, es responsabilidad del director general identificar una visión cultural para el hotel, vivirla y respirarla, y luego ayudar a dirigir al resto del equipo en la dirección correcta. La cultura proviene directamente del comportamiento de los líderes, y es su deber involucrar e inspirar a toda la organización.

La cultura empresarial se basa en que exista un conjunto claro de valores, un liderazgo sólido y un sentido de transparencia y honestidad entre el hotel y su  público. Estos factores serán los que diferenciarán a su hotel en tiempos de austeridad y mayor competencia.

Por supuesto, la estrategia es importante, pero esto debe ir acompañado de una cultura sólida si se quiere lograr un éxito duradero. Para ser verdaderamente competitivos, un hotel, y su lider,  deben inspirar a cada uno de sus empleados para ganar un lugar en el corazón del público. Con diferencia, la mejor manera de lograrlo es a través de la cultura empresarial.

suscripción rápida

con un 'click'

Otros artículos que le pueden interesar: