Cuando el Equipo se Quema

image_print

A veces ocurre, y yo mismo a veces lo siento en mis propias carnes, el agotamiento de las personas es algo con lo que hay que luchar. Muy buenos profesionales dejan el hotel de sus vidas por haber llegado al límite.

Es sabido que el agotamiento se debe a presiones por carga de trabajo, largas horas, plazos ajustados, falta de comprensión y poco apoyo de otros. Y son las personas más talentosas y de alto rendimiento quienes están en mayor riesgo.

A menudo, sin embargo, la falta de apoyo, la falta de liderazgo o la falta de motivación por parte de los de arriba también tienen mucho que ver. Es importante reconocer cuándo puede estar sobrecargando a sus mejores profesionales para que pueda hacer todo lo que esté a su alcance para protegerlos contra el agotamiento.

Establezca metas claras.

Defina objetivos para su equipo y luego déjelos en paz a menos que haya una razón convincente para el cambio. Permita que las personas hagan lo que mejor hacen para lograr los objetivos y ser exitosos sin mover los objetivos o las fechas límite.

Defina roles y responsabilidades muy claramente.

Asignar roles y responsabilidades bien definidos es el primer paso hacia la responsabilidad y la excelencia. Estructure el equipo de tal manera que nadie termine teniendo que compensar por lo que otros no hacen. Sea claro acerca de las responsabilidades y espere la excelencia de todos.

Ofrezca autonomía.

Lo peor que puede hacer un director es microgestionar a un profesional talentoso. Clic para tuitear

Oriéntelos al trabajo y al equipo, luego déjelos brillar y hacer su trabajo. Ofreciendo  autonomía a las personas demuestra que confía en ellas, mientras que microgestionarlas demuestra que no.

Elimine la mediocridad y los elementos tóxicos.

Por importante que sea reconocer a los individuos con talento, es igual de importante eliminar a los que van en contra de los intereses globales del hotel, sea cual sea el coste que ello implique. Piense que cada dia el coste sera mas alto, por lo que hacerlo ahora implica un ahorro significativo.

Buenos profesionales de su equipo están siendo perjudicados por lo que otros no hacen. Espere que todos tiren del carro por igual.

Muestre agradecimiento

Todos aman los elogios por sus contribuciones y trabajo duro. Cuando reconoces a tu gente y les das las gracias por su gran trabajo, les das energía y los motivas a seguir trabajando duro y sobresaliendo en lo que hacen.

La mejor manera de mantener a las personas cargadas de actitud positiva es conectándolas con el trabajo que realizan y que entiendan el significado y la importancia del mismo. Hágales saber cómo su trabajo afecta al panorama general, y transfórmelos dándoles un sentido de propósito.

suscripción rápida

con un 'click'

Otros artículos que le pueden interesar:

image_print