Hay un fenómeno que ocurre repetidamente en la cultura contemporánea. Lo llamaremos líderes autodestructivos. Personas que ocupan puestos de autoridad, que llegaron allí porque eran brillantes o tenían experiencia, pero luego se destruyen a sí mismos. De hecho, todos nos hemos hecho la pregunta en algún momento: ¿Cómo una persona tan inteligente puede hacer tal estupidez? 

¿La razón de esta autodestrucción?  Su coeficiente intelectual puede haber sido el más alto de la empresa, pero su inteligencia emocional era lastimosamente baja. Para que conste, la inteligencia emocional es la suma total de un líder:

1. Autoconciencia
2. Autogestión
3. Conciencia social
4. Gestión de relaciones

Algunos de los hábitos autodestructivos más comunes en los líderes son los que todos hemos visto. Son hábitos o comportamientos que los miembros del equipo rara vez mencionan en una reunión, pero hablan de ellos a espaldas de los demás, Incluso pueden ser vergonzosos. Todos son el resultado de un líder que carece de un sentido de seguridad emocional y, en consecuencia, negocia por ello a través del poder que posee.

Autores como Daniel Goleman han declarado que los líderes nunca atraerán a alguien cuya capacidad de liderazgo sea mayor que la suya. Las personas siguen a los líderes que respetan como mejores líderes de lo que son. Es la Ley del Respeto. Y creo que es cierto como regla. Toda regla, sin embargo, tiene una excepción.

La excepción a esta regla es simplemente esto. Hay casos en los que las personas seguirán a un líder con una menor capacidad para liderar si ese líder es emocionalmente seguro. Cuando un líder está seguro, son:

  1. Libre para reconocer la superioridad de las fortalezas de los demás.
  2. Libre para ser transparente y admitir sus propios defectos.
  3. Libre para empoderar a los miembros del equipo para que puedan desempeñarse.
  4. Libre para crear un ambiente y una cultura donde no haya “tapas”.

Se estima que alrededor del 30 y el 70 por ciento de los líderes fracasan en su puesto. Esto se debe en parte al hecho de que estos líderes muestran comportamientos específicos que los harán más propensos a fallar. Estos comportamientos se conocen como comportamientos contraproducentes y el problema con estos comportamientos es que los líderes no siempre son conscientes del impacto negativo que tienen en los demás.

Uno de los cinco grupos de comportamientos autodestructivos es la incapacidad para construir relaciones. Estos líderes son arrogantes, competitivos e insensibles a sus subordinados.

El segundo comportamiento contraproducente es el incumplimiento de los objetivos. Estos líderes manejan los contratiempos de manera ineficaz. Se involucran en señalar con el dedo y culpar a otros por los problemas. No son dignos de confianza, tienden a distraerse y a perder el foco.

El tercer comportamiento por fallar en el liderazgo es la incapacidad para liderar y construir un equipo. Estos líderes no son expertos en el campo que lideran y tienden a contratar empleados que son similares a ellos o menos capaces que ellos.

El cuarto comportamiento es la incapacidad de adaptarse. A estos líderes no les gusta el cambio dentro de la empresa ni el cambio en las personas que de él dependen.

El último comportamiento es una preparación inadecuada para la promoción donde los líderes tienen antecedentes técnicos limitados y carecen de la amplitud y profundidad de liderazgo necesarias para sus nuevas responsabilidades.  A estos líderes no les gusta el cambio dentro de la empresa ni el cambio en las personas que de ellos dependen.

En mi vida profesional, me he encontrado con líderes que inculcan estos comportamientos contraproducentes. ¿Qué puede hacer uno mismo cuando se encuentra bajo la deriva de un liderazgo auto-destructivo?

Especialmente para las personas en recuperación, tomar decisiones saludables y frenar los comportamientos autodestructivos es fundamental para el éxito a largo plazo. Romper los malos hábitos es un desafío, pero estos consejos pueden ayudarlo a detener los comportamientos poco saludables antes de que provoquen un desliz o una recaída.

1. Romper el ciclo de la vergüenza.

La vergüenza es un sentimiento negativo dirigido hacia ti mismo, como decir: “Soy una mala persona” en lugar de “Hice algo malo”. La vergüenza a menudo impulsa comportamientos autodestructivos en un intento de aliviar ese dolor. Continuar con esos comportamientos perpetúa la vergüenza y conduce a comportamientos más autodestructivos. Esto puede ser un ciclo difícil de romper.

Empieza por sustituir las pequeñas conductas dañinas por otras que sean saludables y que fomenten el orgullo, la antítesis de la vergüenza. Por ejemplo, en lugar de decir una mentira piadosa, diga la verdad. Asuma la responsabilidad de sus pequeños líos y tome decisiones de estilo de vida positivas que promuevan una buena salud física y mental. Mejorar la imagen que tienes de ti mismo  ayudará a dejar ir la vergüenza y será menos probable que quieras involucrarte en los comportamientos que la traen de vuelta.

2. No crea en el diálogo interno negativo.

No es fácil romper un hábito autodestructivo, y el diálogo interno negativo solo lo hace más difícil. Decirse a uno mismo que es débil o estúpido no solo es destructivo en sí mismo, sino que tampoco es cierto. Identificar y cambiar las formas dañinas de pensar puede contribuir en gran medida a frenar las formas de comportamiento autodestructivas.

La próxima vez que tenga un pensamiento negativo sobre usted mismo, deténgase, piense y reformúlelo de una manera más positiva. Por ejemplo, en lugar de decir “Soy débil”, di “Me siento débil en este momento, pero sé que puedo hacer esto”.

3. Obtenga apoyo.

No se puede subestimar el poder del apoyo de amigos, familiares y compañeros. Si está tratando de romper un mal hábito, el aliento y las opiniones de los demás son invaluables. Dígale a un amigo, familiar o miembro de un grupo de apoyo qué comportamientos está tratando de cambiar. Pídeles que te animen y te ayuden a hacerte responsable. Los amigos y seres queridos que lo apoyan pueden empoderarlo, animarlo y ofrecerle sabiduría cuando esté pasando por un momento difícil.

4. Utilice el fracaso para aprender.

Probablemente no podrá cambiar todos sus comportamientos autodestructivos de la noche a la mañana, pero puede usar sus fallas para aprender mejores formas de frenarlos la próxima vez. Piense en lo que lo hizo elegir involucrarse en un comportamiento autodestructivo en contra de su mejor juicio, luego piense en formas de sortear ese obstáculo la próxima vez.

La actitud con la que enfrentas un fracaso ayuda a determinar el resultado final. Por ejemplo, si usa drogas o alcohol una vez que está en recuperación y se castiga por ello y se involucra en un diálogo interno negativo, es más probable que experimente una recaída total que si evalúa la situación, aprende lo que pueda de él para ayudarlo a sobrellevar mejor la próxima vez, perdónese y siga adelante .

5. Prepárese con anticipación.

Tomar conciencia de lo que desencadena los hábitos poco saludables puede ayudarlo a prevenir su participación. Una vez que se encuentre en una situación difícil, sea consciente de sus pensamientos, sentimientos y actitudes y pruebe su estrategia de afrontamiento. Si falla, utilice su fracaso para aprender qué podría hacer diferente la próxima vez.

Muchos de nuestros hábitos más destructivos se pueden cambiar mediante el coaching, capacitación u otras actividades de desarrollo. Sin embargo, no todos los comportamientos de liderazgo problemáticos son tan fáciles de cambiar. Incluso cuando muestran signos tempranos de cambio, algunos reaparecen con el tiempo . A pesar de los esfuerzos bien intencionados, muchos de nosotros luchamos por mantener la versión nueva y mejorada de nosotros mismos. Las presiones y los desencadenantes pueden hacer que regresemos a un comportamiento familiar, aunque no deseado.

 

Ofrezco Soluciones que implican un aumento drástico en los Ingresos, más Reservas Directas, menores Costes de Distribución, un aumento de la Satisfacción de sus Clientes y estimular la Motivación del Equipo para lograr los Objetivos

Otros artículos que le pueden interesar:

únase a los más de 6.000 profesionales de la hotelería ya SUSCRITOS y DESCARGUE GRATUITAMENTE mi eBook 'Liderazgo y Gestión de Equipos de Alto Rendimiento en la Hotelería Actual'

¿Está preparado para llevar su hotel un paso más allá?

Póngase en contacto conmigo y nos ponemos en marcha

¿Conoce a Alguien que pueda Beneficiarse de esto?

Envíelo...

Por favor rellene los campos del siguiente formulario y la magia de Internet se ocupará del resto

Si lo desea, con un 'click' puede utilizar los servicios de mensajeria instantanea para compartirlo:

[Sassy_Social_Share]

le invito a unirse a los más de 6.000 profesionales de la hotelería registrados y SUSCRIBIRSE para poder mantenerle al día de más NOVEDADES y acceder a las publicaciones EXCLUSIVAS

Mas Cómodo y Siempre a Mano

Ahora también puede seguir estas Publicaciones en el Canal de Telegram