10 Pasos para Darle la Vuelta a la Restauración en un Hotel

10 Pasos para Darle la Vuelta a la Restauración en un Hotel

La propuesta de Alimentos y Bebidas de un hotel presenta una oportunidad única no solo para generar ingresos, sino también para reforzar su propuesta de valor para sus clientes, añadiendo un contenido muy valorable a la experiencia hotelera de los mismos.

Por este motivo, quedarse anticuado en dichas propuestas, o tomar atajos en forma de recortes en cuanto a estándares de servicio y calidad, puede sin lugar a dudas hundir no solo la propuesta gastronómica del hotel sino la experiencia del cliente en su totalidad.

Dándole la importancia adecuada al departamento de Alimentos y Bebidas, justifica la tarifa promedio e impacta positivamente sobre las ventas de alojamiento. Click To Tweet

Ciertamente la restauración en un hotel es un entorno de cambio continuo, y como todo cambio, puede conllevar crecimientos muy lucrativos o convertirse en una causa perdida. Como tal, los hoteles interesados ​​en seguir siendo competitivos deben estar dispuestos a invertir en consecuencia tanto en capital humano y como en el desarrollo de propuestas gastronómicas.

Dicha inversión es fundamental para impulsar el valor general de los activos, no solo porque aumentan los ingresos de A&B, sino también porque los hoteleros pueden aprovechar la restauración para posicionar una propiedad dentro de su mercado y complementar  los ingresos de alojamiento.

Con recursos limitados, márgenes mínimos y cambios en las tendencias culinarias, puede ser un desafío identificar cuándo y dónde asignar las inversiones.

Tal vez, estos 10 puntos puedan ayudar:

1. Escuche a los clientes

Si no les pregunta  y escucha los comentarios de los clientes, ellos responderán marchándose a otro sitio. Usted está atendiendo a estos huéspedes, y si algo no está funcionando para ellos, debe escuchar sus comentarios y hacer los cambios que sean necesarios ante el riesgo de perderlos para siempre..

2. Mantengase fiel a su marca

No puede complacer a todos los clientes, ni tampoco debería intentarlo. Mantenga los elementos del menú de forma clara, fresca y acogedora. Si bien un menú simple puede no ser atractivo para todos, será atractivo para muchos y el equipo de A&B lo ejecutará de manera más eficiente. Un menú simple no significa que no pueda ser creativo. Ejecute especiales creativos que atraerán a huéspedes y clientes locales por igual.

3. Manténgalo limpio e impecable

Al igual que los huéspedes que buscan habitaciones limpias en el hotel, también buscan puntos de restauración limpios que tomen en serio la seguridad alimentaria. Además del chef y el equipo de cocina, el Director General también debe estar certificado en seguridad alimentaria y realizar controles de rutina para garantizar que todas las áreas sean seguras y limpias.

4. Mantenga los estándares de calidad

Los consumidores de hoy demandan productos de calidad. Si bien los alimentos de calidad ciertamente pueden costar más, escatimar en esta área costará más a largo plazo si los clientes descontentos nunca regresan. Comprenda que los precios de los alimentos pueden fluctuar diariamente, pero nunca escatime calidades ante las subidas de precio del producto.

5. Sea consistente

Asegúrese de que todos los miembros del equipo conozcan la propuesta culinaria y la presentación de los alimentos en el plato. Tome fotografías de cómo se deben presentar los elementos del menú cuando se sirvan y muéstrelos en un tablón en la cocina. Tenga tarjetas de recetas para cada elemento del menú con ingredientes específicos e instrucciones de cocción. Estas dos prácticas asegurarán que la calidad y la presentación sean consistentes para todos los huéspedes, haya quien haya en la cocina y en la sala.

6. No contrate a lo loco

Los hoteleros a menudo simplemente contratan primeras espadas, pero lo hacen con gran riesgo. Debe tener tanto cuidado como con la contratación del resto del equipo para que su departamento de A&B prospere. Del mismo modo, muchos hoteleros contratarán a un Director de Alimentos y Bebidas con poca experiencia, para abaratar costes salariales. Un gran director de A&B debe estar experimentado en todas las áreas de A&B.

7. No deje de formar a su equipo

Contratar a las personas adecuadas no significa mucho si no va a entrenarlos adecuadamente. Cuando la capacitación adecuada no es previsible, los malos hábitos se impregnan y se convierten en parte de la cultura de la empresa. No es suficiente que los nuevos empleados simplemente marquen el camino a los empleados que ya tuviera previamente. La falta de capacitación se traduce en una mayor rotación, mayor costo operacional, menor moral de los empleados y una peor experiencia de los clientes.

8. Mantenga los briefing diarios

Estas reuniones diarias tan cruciales a menudo se pasan por alto en el departamento de A&B, pero son importantes para que todo el equipo pueda estar en la misma onda. La comunicación sobre el menú y cualquier cambio o especial, junto con oportunidades de ventas adicionales, se debe discutir durante este momento. El uniforme y la apariencia deben ser revisados. Las reservas, los grupos especiales y los VIP deben revisarse, así como para garantizar que el equipo haya entendido cual es la actividad del día.

9. Pruebe todo lo que salga de la cocina

Los camareros necesitan probar cada elemento del menú. Sus clientes inevitablemente tendrán preguntas sobre el menú, y los camareros deben poder responder esas preguntas. No pueden responder honestamente sin tener una experiencia de primera mano con el menú, ni pueden hacer sugerencias de ventas que generarán más ingresos.

10. No ignore los numeros

Necesita la conocer sus ingresos y gastos a diario para corregir cualquier problema. Cuando eres proactivo, eres rentable.

Cada punto de restauración es diferente, pero tendrá éxito si le da importancia al Departamento de Alimentos y Bebidas, se diseña correctamente el menú y se gestiona bien al equipo. Click To Tweet
[themoneytizer id=”23640-28″]