El despertar de los Dioses

El despertar de los Dioses

Uno de los despertares mas fantásticos y deliciosos es cuando apenas abrimos los ojos y se nos acercan con una taza de un aromático café y con sólo un sorbo, alegramos el alma y espíritu preparándolo para enfrentar los avatares del día, gracias a ese resguardo que supone el delicado y sabroso amargor del llamado néctar negro de los dioses.

No concibo enfrentarme al día sin un café caliente, bien fuerte y semiamargo o semidulce y eso se lo debo a mi abuelita quien desde mi adolescencia me acostumbro o me malcrió a llevarme a la cama el preciado líquido, más que por complacerme a mí, para que no durmiese tanto en las mañanas…Así seguí en la juventud y luego el hábito se lo trasladé a mi esposa, aunque gracias a sus mañas, igual que casi todas las mujeres, ahora soy yo quien por lo general se lo llevo a ella…

Para muchos esta acción del café mañanero es ideal. Deberían los hoteles tenerlo en mente buscando la satisfacción del cliente….

Tampoco la mayoría concibe finalizar una maravillosa velada, una fantástica cena, sin saborear un aromático café.

Las cafeterías, coffe shop, en fin, lugares donde se expende café, están diseminados por todo el mundo y hay cuadras y calles en que te los encuentras uno al lado del otro y es muchísimo su consumo y su variedad de formas de hacerlo y servirlo. Se hace y sirve, puro o mezclado, negro y fuerte, Express,  aguachento y guayoyo, marroncito (como dicen en Venezuela), americano, turco, con leche o crema, cortadito, capuchino, mocachino, con vainilla o chocolate, con canela, con ron, whisky o cualquier otro espíritu, con azúcar, medio o sin, en fin una gran variedad de formas y estilos…

Según la leyenda y la historia que recuerdo haber recibido en la enseñanza primaria, el café proviene de Arabia y fue descubierto por un pastor, quien notó que sus ovejas mientras pastaban, se acercaban a una matica que tenía unos pequeños frutos y luego de comerlos, comenzaban a saltar con mucho alboroto.

Como empedernido fanático de esta bebida lo he probado de todas latitudes, pero es en América donde según muchos y donde me incluyo, se cosecha el mejor café. Destacan el que se produce en Colombia, el de Brasil y no por chovinismo, pero el más sabroso, aromático y que estimula a la enésima potencia mi paladar, el cubano.

El café, entre sus componentes principales posee la cafeína, un estimulante utilizado también en otras bebidas artificiales como la cola. Ha sido utilizado como bebida terapéutica para disímiles “estados” y también limitado su consumo en tantas otras enfermedades.

Sin embargo, poseo en mi mano un interesante material del Annals of Internal Medicine de Mayo del 2008, con estudios sobre el consumo de la bebida del fruto del cafeto que lo pongo a su consideración.

Café podría prolongar la vida, sobre todo en mujeres

Según un estudio en la Annals of Internal Medicine , el consumo regular de café, es decir hasta 6 tazas diarias, podría ayudar a prolongar la vida y se le vincula a una incidencia menor de enfermedades cardíacas.
“El consumo de café no fue asociado a un mayor riesgo de mortalidad en hombres y mujeres de edad mediana. Se necesita más investigación acerca de la posibilidad de un beneficio modesto del consumo de café en lo que se refiere a enfermedades cardíacas, cáncer y otras causas de muerte”, señala López García . No obstante, los datos proporcionados en el estudio, son ilustrativos respecto a los supuestos beneficios del consumo regular de café.

Los investigadores analizaron los datos de 84 214 mujeres y de 41 736 hombres, que no padecían de cáncer o de enfermedades cardíacas.

Los participantes respondieron cuestionarios cada dos a cuatro años en los que se les preguntaba la frecuencia del consumo de café, otros hábitos dietéticos, el consumo de tabaco y su estado de salud.

Con esa información, los científicos compararon la frecuencia de muertes por enfermedades cardíacas o de cáncer con los hábitos “cafeteros”.

Las mujeres que consumieron dos o tres tazas al día vieron reducirse en un 25% el riesgo de enfermedades cardíacas en el período de seguimiento entre 1980 y 2004.

Además, se registró un riesgo de muerte causado por algo que no fuera cáncer o un mal cardíaco de un 18% menor en comparación con quienes no consumían café.

En cuanto al sexo masculino, este nivel de consumo no fue asociado a un riesgo mayor o menor de muerte durante el período de seguimiento que duró desde 1986 y 2004 y en el que participaron 41 736 hombres.

Aun cuando se tomaron en cuenta otros factores de riesgo, como el tamaño corporal, el consumo de tabaco, la dieta y enfermedades específicas, los investigadores descubrieron que la gente que bebe más café tuvo menos probabilidades de morir durante el período de seguimiento, indicó el informe.

Agregó que esto se debió principalmente a un menor riesgo de enfermedades cardíacas entre los bebedores.
Por otra parte, los investigadores no descubrieron una vinculación entre el consumo de café y las muertes de cáncer.

Esto no parece haber tenido alguna vinculación con la cafeína porque quienes consumieron café descafeinado también tuvieron una menor incidencia de muerte que las personas que no consumían la infusión. Los responsables de la revista advirtieron en un comentario que el estudio no establece con certeza que el consumo de café reduzca las posibilidades de morir antes de lo esperado.

“Algo acerca de los bebedores de café parece protegerlos”, indicaron.

Beber café puede ayudar a reducir riesgo de diabetes

Beber café todos los días podría reducir el riesgo de diabetes, según descubrió un investigador en Finlandia. Siamak Bidel, investigador del Instituto Nacional de Salud Pública de Finlandia, descubrió el vínculo entre el café y la diabetes después de encuestar a 60 000 personas.

Bidel dijo que beber café parece ser efectivo en la reducción del riesgo de diabetes tipo II entre la gente obesa y entre aquellas personas que consumen una gran cantidad de alcohol.

Sin embargo, todavía no se conoce qué sustancias químicas en el café desempeñan un papel importante en la reducción del riesgo de esta enfermedad.

Medio millón de personas padecen diabetes en Finlandia, país que tiene una población de aproximadamente 5,3 millones de habitantes. Los finlandeses están entre los bebedores de café más fanáticos.

Leave a Reply