El storytelling, beneficios para los hoteles

El storytelling, beneficios para los hoteles

Cada vez es más difícil la diferenciación en nuestra estrategia de posicionamiento y marketing. La cantidad de información que hay sobre la competencia impide en muchas ocasiones nuestros mensajes tengan la relevancia que merecen o esperamos. Es necesario ser diferente, sorprendente, casi excepcional para llamar la atención. El storytelling puede ayudarnos a mejorar nuestra capacidad de impacto.

El storytelling es la capacidad de desarrollar historias con un fin determinado, en este caso promocional. Supone por tanto la utilización de texto, imágenes, sonidos y todos aquellos elementos que consideremos oportunos para crear y transmitir una historia que impacte en el oyente en la dirección que queremos. No es una técnica nueva en marketing, sin embargo no ha sido lo suficientemente utilizada en el sector turístico, a pesar de ser uno de sus escenarios naturales.

No olvidemos que los viajeros quieren vivir experiencias, historias, vivir el destino y el viaje de un modo diferente. En este sentido el storytelling nos ayuda a sugerir y a mostrar la capacidad que para ello tienen nuestros destinos y hoteles. Es muy interesante, en el caso del hotel, tener en cuenta el escenario, el destino, y en cierto modo apropiarse de él para nuestras historias, mostrar la relevancia del destino para, así, apoyar la nuestra.

Hay algunos ejemplos muy interesantes de uso de storytelling en estrategias de hoteles. El hotel Faena+Universe de Buenos Aires lo utiliza en su video inicial, mostrando el hotel a través de experiencias subjetivas. L’Apostrophe, de París, ha publicado un video en Youtube en el que una persona pasea por los alrededores del hotel para mostrar el entorno donde se encuentra. El Story Hotel de Estocolmo permite que sus huéspedes colaboren en la creación de historias a través de notas que el propio hotel comparte.

Se busca en definitiva acercarse más al cliente y, si es posible, hacerle partícipe de la historia para que sienta al hotel como un escenario de experiencias y no como un lugar donde ir a comer y dormir.

Leave a Reply