Por sus resultados les conoceréis

Había una vez, en un pueblo, dos hombres que se llamaban Joaquín González. Uno era sacerdote y el otro era taxista. Quiere el destino que los dos mueran el mismo día. Entonces, llegan al cielo, donde les espera San Pedro.

-¿Tu nombre? – pregunta San Pedro al primero. ...  seguir leyendo