La innovación en el sector hotelero

El concepto innovación se ha convertido en una especie de mantra que todos repiten como salvavidas de esta estancamiento que sufrimos. Y es cierto que la innovación es una herramienta fundamental para mejorar nuestras posibilidades de mejora y posicionamiento, pero también lo es que el término se utiliza tan alegremente que está perdiendo su contenido y convirtiéndose en un lugar común.

Hay también una tendencia a identificar innovación con tecnología, como si los modelos de negocio, los procesos de gestión o de marketing no pudieran ser objetos de innovación, en muchos casos con un impacto mucho mayor que el que generan las innovaciones técnicas. El Manual de Oslo identifica cuatro tipos de innovación: de producto, de proceso, de marketing y de organización. Como se ve, obviando el hecho de que estemos más o menos de acuerdo hoy con esta clasificación, el elemento tecnológico se diluye un poco entre enfoques más propiamente estratégicos. No quiere ello decir que no sea importante, puesto que en ocasiones es clave para ser palanca de cambio de otros cambios más profundos, pero sí es cierto que quedarse en un enfoque puramente tecnológico no ayuda a transformar positivamente nuestras organizaciones hoteleras. ...  seguir leyendo