Identidades Corporativas e Identidades Personales en Redes Sociales

Identidades Corporativas e Identidades Personales en Redes Sociales

Existe una discusión acerca de la forma en que la identidad corporativa debería gestionarse en Redes Sociales. El Community Management, ha pasado a formar parte de los profesionales del marketing y en en turismo y hotelería no es una excepción.

Ya he tratado este asunto varias veces, algunas de ellas en sentido crítico por la forma en que se realiza, o por tratarse de un método más para hacer Spam.

A veces, se cuestiona el hecho de que por el hecho de que una empresa simplemente por utilizar identidades corporativas en Redes Sociales como Twitter o Facebook, y por no realizarse bajo una identidad personal son etiquetadas como identidades Spam.

Creo que es un error. El Spam no es inherente a la identidad, sino al contenido y la conversación, independientemente de si la identidad bajo la que se realiza es personal o corporativa.

En un mundo actual, un mundo de sociedad en red, donde es lógica la interactividad a través de internet entre personas, debemos entender que es posible, y de hecho existe, la relación entre usuarios y empresas así como entre empresas.

Es evidente que gestionar las relaciones en red implica tocar muchas teclas a la vez.

 

La diferencia es que cuando lo hacemos a título personal, probablemente lo hacemos por placer, mientras que si lo hacemos por cuestiones profesionales, ya nos da algo mas de pereza.

Si nos referimos al Manifiesto Cluetrain, donde postula que “Las empresas ahora pueden comunicarse con sus mercados directamente. Esta podría ser su última oportunidad si la desperdician.” tiene sentido y de hecho justifica el hecho que las empresas puedan y deban participar en la comunicación con los mercados bajo su propia identidad, y a todos los niveles, personal de base, directivos y accionistas.

Es frecuente ver a emprendedores, empresarios así como a altos directivos de empresas turísticas, con un blog propio, y con identidad muy activa en Twitter entre otras plataformas. Por lo general sus empresas tampoco desperdician la posibilidad de utilizar el medio para interactuar con sus clientes y clientes potenciales.

Sin embargo es difícil ver a empresas turísticas gestinar su identidad en redes sociales. Tiene sentido:

  • Consume recursos
  • Requiere conocimiento del entorno
  • y Requiere profesionalidad para establecer vínculos emocionales en la red.

Preo creo que sobretodo es por que a ningún directivo o empresario, especialmente aquellos que viven de espaldas a la realidad, le gusta ver como un empleado suyo consuma su tiempo navegando por Internet haciendo el ‘friki’ en lugar de emplear su tiempo haciendo cosas más productivas. Nadie ha dicho nunca una afirmación así pero pondría la mano en el fuego a que seguramente es lo que piensan bajo una visión cortoplacista.

La ventajas de que una empresa gestione su identidad corporativa bajo su propia identidad en lugar de la del empresario o directivo, a mi juicio son:

  • Puede compartirse la labor entre un equipo que trabaja bajo la misma identidad.
  • Puede recurrirse a especialistas para determinadas temáticas sobre las cuales gira la conversación.
  • Se complementa con la actividad ’social’ del directivo.
  • Puede ser fácilmente externalizado a manos profesionales.
  • Genera un impacto favorable sobre la presencia de marca de forma directa.
  • No se ve afectada por la rotación del personal existente en las empresas turísticas.

Tampoco creo que la solución esté sin más en empezar a hacerlo. Si no hay convencimiento y una visión estratégica, además de los recursos y el conocimiento mejor ni empezar.

Lo importante es que si no gestionamos nuestra identidad corporativa en redes sociales, pueden ocurrir dos cosas:

  1. Que sean los usuarios quienes la gestionen.
  2. Que no existamos para esos usuarios.

No se cual de las dos es peor, pues ambas son catastróficas

Leave a Reply