La diversidad como clave para redefinir el Lujo en hotelería

La industria hotelera se nutre de la creciente necesidad de redefinir la noción de lujo para atender a una clientela cada vez más diversa. Atrás quedaron los días en que disfrutar de una experiencia lujosa significaba cenas indulgentes en la habitación con velas y un jacuzzi lleno de pétalos de rosa. Los viajeros de hoy buscan autenticidad y viajes cargados de experiencias únicas e irrepetibles.

No olvidemos que es el cliente quien define el concepto de lujo . Los hoteleros a menudo dicen que están centrados en el cliente. Sin embargo, es importante ir un paso más allá ayudando a los clientes tanto cuando están en el hotel, como también cuando no están en el hotel. Lo importante, es comprender que los clientes también son leales a otras marcas y empresas en otras industrias, y poder trabajar con ellos para facilitar la vida de sus clientes de mayor valor.

Pero, sobre todo, el primer paso para crear una experiencia memorable para el cliente es saber por qué se hospedan en su propiedad.

Realmente puedes definir el lujo al involucrarte primero con ellos y descubrir el verdadero propósito de por qué están allí. Y luego desarrollar lujo durante la estancia, que luego se convierte en un recuerdo más duradero.

La hotelería es una industria única que emplea a personas de diversos orígenes, lo que representa una oportunidad única para los directivos hoteleros. Por lo tanto, es fundamental necesidad de comprender su fuerza laboral: saber cómo liderar y hacer crecer su talento, y cómo aprovechar sus conocimientos y experiencias para servir mejor a sus clientes y la visión de la empresa.

La diversidad nunca es suficiente, la clave es ser diverso pero también inclusivo, solo al incluir a todos en la conversación podremos sacar lo mejor de nuestra fuerza laboral.

La hospitalidad a menudo se enorgullece de ser un crisol de diferentes culturas y orígenes, pero ¿realmente hemos estado utilizando esta diversidad en todo su potencial? Vale la pena pensar en ello.