La operación bikini en la hotelería

La operación bikini en la hotelería

En plena euforia pre-veraniega, observo como muchos establecimientos preparan su operación bikini particular. Llega el momento de empezar a calentar motores de cara a la llegada masiva de turistas a nuestro país. Es el momento de prepararse para lucir bonitos en los canales de distribución, maquillarse y pretender esconder las vergüenzas que desde el otoño pasado intentamos esconder.

 

Llega el sol, y con el los turistas dispuestos a exigir mucho por poco dinero. Llegan los hoteles dispuestos a hacer lo que sea para conseguir que dicho turista opte por sus instalaciones como lugar de veraneo.

Quienes empezaron su operación bikini hace tiempo, prepararon su dieta alimenticia baja en grasas y vienen con hábitos listos para no tener que hacer un esfuerzo de última hora para perder esos kilos de mas. Trazaron su política tarifaria y su sistema de distribución de forma estratégica. Trabajaron cuestiones de posicionamiento y reputación online de forma metódica pues eran conscientes de la importancia de gestionar su presencia.

Otros, por desgracia, desde otoño se lamentan de la caída de la demanda, las consecuencias que esta estancamiento nos ha traído, y lo mal que está el sector. Dejaron pasar las oportunidades en su día y ahora deberán recurrir a la liposucción para intentar lucir para el cliente que viene. Dependiendo exclusivamente de la turoperación, y los clientes que terceros sean capaces de ofrecerles a cambio de elevados costes de intermediación, y comprando el posicionamiento que de forma natural no se esforzaron en conseguir.

Pasará el verano, y unos, afortunadamente cada vez menos, seguirán lamentándose, y otros, cada vez mas, se unirán al club de los que se ponen en forma mediante una dieta sana y saludable.

Feliz temporada a todos.

Leave a Reply