la Transparencia como Clave de Posicionamiento para los Hoteles

No hay una solución mágica para el éxito: la audacia, la tenacidad, la inventiva forman parte de la receta, pero no lo son todo. La hotelería ha comprendido la necesidad de evolucionar para sobrevivir. Si estos elementos proporcionan los ingredientes esenciales, falta el ingrediente secreto, la guinda sobre el pastel: la transparencia, que se vuelve primordial a la luz de las muchas expectativas que tienen los clientes que desean información clara.

La evolución de la industria hotelera está en plena marcha y los productos y servicios están cambiando para satisfacer mejor las necesidades de los clientes.

Es hora de abandonar posturas narcisistas, que mediante la auto-admiración contemplativa nos lleva a perder el horizonte de lo que realmente quiere el cliente. Click To Tweet

Independientemente del tipo de oferta que un hotel ofrezca, es importante posicionarse dentro del rango de las expectativas del cliente. Poder informar al cliente es una de las palancas para consolidar las relaciones y evitar decepciones que podrían arruinar su experiencia.

Transparencia no es una palabra fuerte. Incluso diría que es un concepto central para satisfacer el creciente número y la variedad de necesidades. ¿Quién compra un coche sin saber exactamente qué prestaciones tiene? Las decisiones son difíciles de tomar cuando no se tiene claro qué hay detrás de una oferta.

Ofrecer una habitación amplia y cómoda es una buena manera de generar  expectativas al cliente, mientras que informarles claramente sobre la superficie de los espacios y los productos y servicios disponibles es tranquilizador y simplifica los lazos entre el mismo cliente y el hotelero.

Proporcionar a los clientes información clara sobre lo que están comprando es fundamental para posicionarse y obtener reservas. Click To Tweet

El precio y la disponibilidad ya no son todo lo que importa. Los hoteleros están trabajando para modernizar el producto y adaptarlo a la clientela actual, pero este cambio debe ir de la mano con comunicaciones claras. En cuanto al equipamiento de las salas, los materiales utilizados, la procedencia precisa de los alimentos, la presencia de alérgenos, los vínculos con el entorno, etc. son todas las claves que permiten a cada uno cultivar las diferencias.

Internet ha revolucionado las compras, por lo que los clientes de hoy en día tienen múltiples fuentes de información para ayudarles a elegir su hotel, y los sitios web de opiniones se basan en esta necesidad de tranquilidad.

Para recuperar el control sobre su comunicación, los hoteles pueden optar por ser transparentes con los clientes, renovando así los lazos con el cliente. De esta manera, lograrán deshacerse de esos vicios ocultos y recuperar el control de su reputación online.