los Problemas generados por un Mal Director de Hotel

los Problemas generados por un Mal Director de Hotel | Hotel & Golf Resort Strategy, Repositioning, Marketing and Sales

Las malas habilidades de gestión hotelera tienen efectos significativos y pueden infectar a todo un hotel creando un daño irreparable durante mucho tiempo.

Los resultados producidos por una mala gestión y falta de liderazgo pueden ser significativos. A menudo en estas publicaciones, escribo sobre el impacto del liderazgo y como las buenas habilidades de gestión impactan de forma significativa y positiva sobre el equipo y el buen funcionamiento de un hotel,  pero rara vez se habla de los problemas que a menudo crean los malos directores de hoteles.

Los siguientes son cuatro problemas importantes que ocurren en los hoteles cuando al frente se encuentran malos directores de hotel:

Primer Problema: Miedo

Los directores gerentes amenazan la seguridad laboral de un empleado. Los trabajadores asustados incluso usarán el horario laboral para buscar un nuevo trabajo. Incluso si no lo hacen, su moral se ve reducida y dejarán de confiar y respetar al equipo directivo.

Los directores de hotel que asignan culpas, retienen información y se comunican vagamente ayudan a crear miedo. Se abstienen de mostrar compasión y parecen inaccesibles. Son impredecibles, nunca sabes con qué cara vendrán a trabajar hoy y genera temor e inestabilidad.

Segundo Problema: Negatividad

Cuando los directores de hotel crean temor dentro del mismo, crean un ambiente de trabajo negativo. En un entorno laboral negativo, los trabajadores  sufren de ansiedad y estrés, simplemente no rinden de la manera que deberian.

Los aspectos de un mal lugar de trabajo que generan un entorno negativo, incluyen políticas inconsistentes, favoritismo y falta de presencia gerencial. Click To Tweet

Los directores de hoteles que funcionan desde un despacho crean una sensación de aislamiento y elitismo que ayuda a crear este ambiente laboral negativo. El respeto mutuo y la confianza entre todos los niveles organizacionales nunca son una priodidad.

Tercer Problema: Falta de Reconocimiento

Ocurre cuando los empleados no son reconocidos por sus logros y solo son criticados por sus debilidades, no se sienten valorados y trabajan en un estado de temor de cometer un error.

Cuando las personas no son reconocidas, no están motivadas. Los malos directores no hacen ningún esfuerzo para que los trabajadores del hotel sepan que son valorados. Los únicos buenos en estos casos son ellos mismos y su círculo de seguidores fiel, que a la larga son tan malos como ellos.

Los directores de hotel deben brindar orientación a sus trabajadores para mejorar las debilidades pero al mismo tiempo ensalzar los puntos fuertes y los logros de esos empleados. Click To Tweet

Cuarto Problema: Reunionitis

La mayoría de las reuniones en estos casos, son grandes pérdidas de tiempo con poco o ningún beneficio. Ni están organizadas correctamente, ni son dirigidas.

Las reuniones a menudo se consideran una molestia para el personal, que generalmente tiene que detener su trabajo para centrarse en reportar y dar explicaciones en una reunión absurda e inútil. Click To Tweet

Les gusta sentirse rodeados de mucha gente para alimentar su ego, por lo que muchos empleados se cuestionan: ¿que hago yo aqui? Los que no están directamente involucrados probablemente se quedarán mirando al techo y se sentirán ansiosos por volver a su otra carga de trabajo.

Mantenerse al tanto de las cosas como Director y tener la fuerza y la honestidad para preguntarle al personal qué creen que está haciendo bien y qué piensan que debe mejorarse debería ser un ejercicio obligatorio, que puede evitar cualquiera de los problemas anteriores, pero por supuesto, los malos directores no querrán hacerlo, y ni siquiera se sentirán identificados al leerlo.