Motivos por los que muchos Hoteles Fracasan o terminan cerrando, formas de detectarlo

Motivos por los que muchos Hoteles Fracasan o terminan cerrando, formas de detectarlo | Hotel & Golf Resort Strategy, Repositioning, Marketing and Sales

No nos engañemos, la hoteleria es un negocio, por lo tanto implica riesgos.

Aquí la palabra riesgo es válida en todos los sentidos, y cuando se falla en la gestión de riesgos, su negocio falla. Lo mismo ocurre con el plan de negocios del hotel. La hoteleria tiene su razon de ser con la relación entre un huésped y un anfitrión, en donde el anfitrión lo recibe con todo lo que tiene, incluidas las instalaciones,  la recepción y el entretenimiento de los huéspedes, restauracion, y un sinfin de personas dispuestas a atender y dar servicio. Esta misma naturaleza del negocio de la hoteleria lo hace inherentemente competitivo, volátil y, por lo tanto, sujeto a ir cuesta abajo si no se gestiona adecuadamente.

La industria hotelera se encuentra en un punto donde casi un tercio de las nuevas empresas de hostelería perduran mas de una decada, lo que hace que la mayoría de las operadoras hoteleras que se están abriendo ahora, ya no existirán en los próximos dos años. La bajada general de los ingresos, y la perdida de competitividad, hace que muchos operadores tengan dificultades para superar la vida útil promedio de una empresa.

Cuando se trata de dirigir un negocio hotelero, hay mucho más que solo personas que hacen check-in y check-out. Los hoteles operan 24×7.

La gestion de un hotel cubre operaciones y departamentos diversificados, como servicio al cliente, gestión de personal, administración de inventario y activos, contratación, formación, ventas, marketing, contabilidad. Por lo tanto, se necesita una gran experiencia para mantener el negocio y durar mucho tiempo en la industria.

Muchos que estaran leyendo esto, pensaran que su negocio funciona correctamente, con lo cual no creen necesario prestar atencion a estas lineas. Mi consejo en este caso seria que es mejor prevenir que curar.

Es mejor proteger su negocio de una serie de eventos y situaciones que conducen a un cierre que a intentar solucionarlos cuando el barco comienza a hundirse.

¿Qué hacen mal las empresas hoteleras?

Los hoteles no fallan simplemente sin mas; a veces, simplemente no logran alcanzar su máximo potencial. La economía, la afluencia de clientes, el destino, los gastos, los costos de salarios y materias primas y la administración pueden complicar la situacion en un momento dado.

No todas las razones son responsables de colapsar el plan de negocios de un hotel, pero estos son factores que podrían erosionar sus beneficios. A continuación se presenta una recopilación de cómo y por qué puede fracasar un hotel. Puede mitigar el riesgo de daños teniendo en cuenta estas estrategias para elevar radicalmente el índice de rendimiento empresarial.

Las malas críticas de los huéspedes dicen mucho de un hotel

Las malas críticas nunca son saludables para ninguna organización, y mucho menos para los hoteles. La mala satisfacción de los clientes genera críticas negativas. Cuando un huésped no está contento con los servicios, a menudo lo lleva a Internet y puede ser peligroso para su negocio.

Desafortunadamente, una crítica tan mala puede atraer muchas otras malas críticas también. El impacto del testimonio es tan grave que puede influir en muchos otros huéspedes potenciales. El efecto replicante que se genera, es que podría terminar perdiendo clientes ya existentes de por vida. Los huéspedes disgustados pueden correr la voz acerca de sus servicios no tan buenos como cualquier otra cosa. Y hay portales que les permiten hablar en voz alta sobre su experiencia con usted.

La mejor manera de lidiar con las críticas, aparte de tomar buena nota de ellas, negativas es responderlas de manera rápida y educada. Justifica sus puntos de dolor y restaura su fe en su negocio nuevamente.

Tenga en cuenta que su respuesta a una crítica negativa ayuda a otros huéspedes a decidir si volverá a visitarlo o no.

Condiciones desfavorables del mercado.

El destino y el entorno en el que se encuentra su hotel cambia con cada momento que pasa. El mercado en el que opera,  no es distinto y tambien cambia constantemente. Cuando la economía está en recesión, las fluctuaciones de valor de los activos y negocios; y en consecuencia los ingresos varian, con lo que el daño a su negocio puede ser elevado.

Las fluctuaciones del mercado, la caida en ingresos año tras año, y un RevPAR a la baja, son señales de que su hotel se esta agrietando. Click To Tweet

Si no tiene un conocimiento integral de del negocio hotelero y en especial de como se comporta el mercado, necesita ayuda urgente en estos casos.

Personal incompetente que conduce a un rendimiento mediocre

La contratación de personal barato y fácilmente disponible puede costarle mucho a su hotel. Cuando un proyecto hotelero es administrado por manos amateurs, eventualmente resultará en resultados mediocres y probablemente un desastre completo también.

Las personas incompetentes en gestion hotelera son un obstaculo para que una organización opere a pleno rendimiento. Click To Tweet Cuando su personal no está adecuadamente capacitado, la mediocridad de la gestion conlleva una politica de contingencia de costos, y en consecuencia del nivel de servicio y satisfaccion de los clientes. Click To Tweet

Sin embargo, reclutar a las personas adecuadas puede resultar un trabajo difícil. Las personas adecuadas con un historial sólido tienen la diligencia de impactar directamente el rendimiento del negocio en el resultado final.

Insatisfacción de los empleados

Las propiedades que no tienen una “cultura de personas” definida siempre enfrentan un momento difícil en los negocios. ¿Cómo puede crear un personal descontento un ambiente agradable para los clientes? Para que  su hotel esté resuelto a servir a los huéspedes de la mejor manera, necesita un equipo motivado.

No se puede formar un equipo ganador si el personal sigue yendo y viniendo.
Eduque a su personal, bríndeles crecimiento y avance, cultive la mentalidad armoniosa entre ellos y coseche la recompensa.

Grandes deudas, impago de préstamos, gastos desmesurados, falta de financiacion

Cuando la tesoreria toca fondo, su último recurso será el fondo de reserva o la liquidación de activos. Pero cuando incluso esto falla, por defecto y simplemente pierde la propiedad. Por cierto, un mayor apalancamiento generalmente genera una tasa de interés considerable. En pocas palabras, a medida que el costo financiero y las deudas aumentan, también lo hace el riesgo.

Cuando pide dinero prestado y acumula deudas, pone en juego el plan de negocios de su hotel. En el caso de que no pague, entonces no tiene más remedio que cerrar.

No se olvide, al no cumplir con los acuerdos de préstamo, los prestamistas pueden recuperar legalmente el monto del préstamo mediante la liquidación de los activos del hotel.

Cuando su reserva de capital es insuficiente, se traduce en un beneficio reducido y, por lo tanto, en calidad; la erosión de la marca y, finalmente, la vida útil del negocio, algo que demoró años en construirse.

El remedio es un enfoque disciplinado para administrar la Tesoreria y CapEx. Debe hacer una prueba de estrés de todo el plan de negocios para protegerse de posibles recesiones de los impactos estacionales y los ciclos de la industria.

Modelo de negocio de la vieja escuela: no adaptabilidad a los cambios del mercado.

Algunos hoteles todavía operan como si estuvieran en la edad de piedra. No hay otra que  implementar nuevas dinámicas para llevar el negocio a un nuevo nivel, y esos son:

  • Mantenerse actualizado con las nuevas tendencias y herramientas de la industria.
  • Tecnología: Instalación de un sistema de gestión hotelera.
  • Motor de reservas y channel manager para facilitar la distribucion.
  • Adaptar prácticas y sistemas que traigan una mayor productividad y retornos efectivos.
  • Gestionar (bien) el marketing y la presencia en internet. Si aún no puede dejar de lado esos métodos de marketing obsoletos, sonarán las campanas de muerte.
Hubo un momento en el que simplemente colocando un letrero de neón fuera de la entrada del hotel, podría traer a los huéspedes en busca de alojamiento. Click To Tweet

¡Pero los tiempos han cambiado! Un letrero de neón ya no funciona.
Hoy en día, el marketing ha crecido hasta ser profundamente sofisticado y sistemático.

La perspectiva importa. Tómese el tiempo para analizar lo que sus clientes buscan de usted. Y canalice sus esfuerzos y recursos en consecuencia para entregar lo que se espera.

Mala ubicación

Su ubicación puede ser bastante pobre para esperar una afluencia razonable de clientes o puede debilitarse con el tiempo debido a los cambios en el entorno o infraestructuras de una ubicación.

A veces, la propiedad se ubica en una ubicación incorrecta o marginal, por lo que el cálculo erróneo de posibles variables comerciales podría llevar a una caída en ventas. Una vez que se construye la infraestructura, se convierte en una dirección permanente de su hotel hasta que se ejecuta, no se puede mover. Sin embargo, las condiciones del mercado siempre cambiarían, a su favor o en su contra.

Deficiencias en la gestión

Cuando la Direccion piensa que el negocio esta en caida libre,  es cuando comienza la caída.

Hay que preocuparse cuando:

  • Hay puntos de vista dispares en el cuerpo directivo,
  • Hay una Inversión discontinuada,
  • Riesgos de suscripción y responsabilidad civil,
  • Se detectan supuestos sin fundamento en el plan de negocio del hotel,
  • Disputas con la Propiedad,
  • Bajos índices de ocupación

Aumento de la Competencia en el Destino

Especialmente preocupante cuando sus precios son más altos que los de los nuevos competidores, lo que puede llevar a una tasa de ocupación más baja.
Es ese el momento en que el Revenue Management cobra una especial importancia. Por fin, encontrar el equilibrio es mejor que operar en pérdidas.

Si sus competidores lo están haciendo mejor que usted, entonces definitivamente tienen una mejor oportunidad de hacer negocios que usted. Un competidor fuertemente posicionado, ya sea nuevo o renovado; puede empujarte fuera del mercado.

La competencia es inevitable y no puede escapar de eso. La única salida es desarrollar una mentalidad de batalla.

Plan de negocios ausente o mal estructurado.

El plan de negocios de su hotel debe estar estructurado de manera que defina estrategias de marketing, ventas y desarrollo, proyecciones de presupuesto, gastos y más.

Necesita un plan para saber su objetivo. ¿Se pregunta por qué no tiene control sobre su negocio? Simplemente porque no tiene un plan.

Poca o ninguna comprensión de las métricas de negocio

Como propietario de un negocio, es imperativo que comprenda los elementos clave y los indicadores de rendimiento que determinan y controlan el curso del negocio hotelero. Identificar puntos de equilibrio, contingencia, costos de variables y  fijos conocidos, desconocidos, márgenes de contribución, salarios, valores de activos, beneficios brutos y similares para determinar cómo le está yendo a su hotel en cualquier momento.

Cree sistemas y procedimientos junto con KPIs para medir el rendimiento del negocio sin tener que estar presente en la propiedad.

Otras razones pueden ser:

  • Mantenimiento deficiente de la propiedad.
  • Modelo de negocio equivocado
  • Negocio desconectado con la comunidad local.
  • Falta de control de actividades de robo y molestia alrededor de la propiedad
  • Políticas fiscales del gobierno local y normativas empresariales.
  • etc…

Llegando a una conclusión, podemos creer que el éxito y el fracaso de las empresas hoteleras se deben a varios factores. Los problemas que se materializan de fuentes tanto internas como externas hacen que la industria sea un desafío. Además, los viajeros modernos cargados con toda la información al alcance de la mano no serán menos desafiantes. Sólo el manejo táctico de esos problemas ayuda a una empresa a mantenerse.

La hospitalidad es una industria de servicios, a diferencia de otras empresas. Necesita ser gestionado activamente y de forma constante día tras día. Debe tener sistemas, procesos, políticas, planes y una mentalidad puramente analítica para sobrevivir y tener éxito.

Sin embargo, cuando perciba que su negocio se está desmoronando, tome acciones rápidas y sensatas. No se limite a sentarse y esperar que mejore con el tiempo.