Presencia sin esencia… roja directa

Presencia sin esencia… roja directa

Hoy leí un artículo que podríamos haber firmado muchos de nosotros. El artículo tiene por título un rotundo “Me aburro…” y creo que no le falta razón.

Si yo estuviera en la misma situación también me aburriría. Me refiero a la cantidad de eventos Spam cuyas invitaciones inundan nuestra bandeja de entrada, y que hacen referencia a “algo que está cambiando”.

Es cierto, yo me aburro también de la falta de contenidos en tales eventos, del mismo modo que me aburra el hecho  de que en blogs, twitter, facebook, etc no surjan contenidos relevantes a los que valga la pena prestar atención. Las aportaciones de valor son escasas, realmente escasas.

Tengo la sensación a veces de que lo que tenía que decirse ya está dicho hace tiempo, y que volver a insistir en ello sería reiterativo. Tal vez por ello, la frecuencia de los artículos en este blog ha bajado considerablemente. Llámale carga de trabajo, llámale falta de motivación, o llámale tal vez desinterés por pertenecer a este universo de contribuidores de contenido reciclado.

Son pocos los eventos a los que asisto, limitando mis apariciones a aquellos a los que voy de ponente, y aún y así, limito también el número de ponencias que acepto ir.

El pasado viernes tuve oportunidad de asistir como ponente a la Jornada sobre Identidad Corporativa del Instituto de Empresa, y a pesar de que hubo quien allí también se aburriera, me dejó con esa sensación de boca que dejan esos eventos que consideras útiles e interesantes.

Es cierto que es cansino escuchar tanto y tan seguido aquello de “algo está cambiando” pero también entiendo que si uno se queda con la sensación de que o necesita más contenido o tiene algo que aportar puede tomar la palabra cuando se le brinda la oportunidad y hacer la pregunta o la aportación que desee. No encuentro razonable marchar y dejar la posterior crítica sobre el evento. Claro que entre los que nos dedicamos a ofrecer servicios a hoteles, con mayor o menor éxito, queda especialmente ‘cool’ criticar los contenidos de otros, como método de aparentar el estar por encima de los mismos.

La cuestión es que ‘yo también me aburro’ y por ello, al igual que dejé de asistir a conferencias hace tiempo, también estoy siendo cada vez mas selectivo con lo que leo, y las personas a las que sigo en twitter. Las personas que me conocen personalmente conocen este hecho y las razones detalladas que me llevan a ello, pero tal como concluí mi presentación del viernes:

Tener presencia, sin mostrar esencia, genera rechazo o expulsión.

Leave a Reply