La necesidad de definir la visión para desarrollar la capacidad de Liderazgo

En los meses de Diciembre y Enero es cuando nos encontramos preparándonos para el cambio, personal y empresarial, en función de nuestra visión para el año siguiente. Personalmente, nunca he sido de proclamar ni de pensar en propósitos para el año que empieza. Mas que nada por que los propósitos son por lo general cosas que quedan en el pensamiento únicamente y pocas veces terminan por llevarse a cabo ya que no significan un plan garantizado para un cambio duradero.

Pero quería escribir realmente sobre la visión de la capacidad de Liderazgo de cada uno de nosotros, y la necesidad de alinear dicha visión de cara a los objetivos que nos ponemos por delante para el corto plazo.

La necesidad de definir la visión para desarrollar la capacidad de Liderazgo

La visión es el punto de partida del liderazgo.

El punto de partida que cada uno debería emprender para desarrollar la visión, es el deseo de desarrollar una base sostenible a partir de la cual crecer, no solo buscarse la vida para sobrevivir.

La visión determina la dirección.

El objetivo del liderazgo es ir a alguna parte. Si no vas a ninguna parte, tu capacidad de liderazgo no importa. Clic para tuitear

Una vez que la visión se hace más explícita y concreta, otras cosas terminan por fluir de ella: un nuevo plan estratégico, un nuevo plan operativo anual y un plan de cambio para la transición, todo con la visión clara y fuertemente identificada y compartida a fondo con el equipo que se gestiona.

La visión es algo que tiene que servir.

Sin visión, a lo único que puede servir es para uno mismo. Las organizaciones sin visión eventualmente son dirigidas por líderes egoístas. Clic para tuitear

Una visión convincente le brinda al equipo algo en lo que centrarse, unirse y reforzar su valor y contribuir a la organización. Esto mantiene y, en muchos casos, aumenta su compromiso con la organización.

La visión supera el poder de la crítica.

Sin visión, una organización funciona sobre ruedas chirriantes. Clic para tuitear

¿Quienes son las “ruedas chirriantes”?  los lamentos constantes, los que critican, los negacionistas, y todos aquellos para los que cualquier cambio es una cosa que debe ser atacada o detenida. Con demasiada frecuencia ganan el día o, en el mejor de los casos, retrasan todo el proceso de cambio.

La visión crea unidad.

Sin visión, no puedes estar en el equipo. Clic para tuitear

Con una vision determinante, el personal debería mostrar un mayor sentido de propósito, de pertenencia, de unidad, de dirección. . . y una genuina sensación de entusiasmo ante las perspectivas que el futuro ofrece.

La realidad es que menos del 10% de las empresas están dirigidas por directivos que tienen una idea clara de hacia dónde intentan dirigir a las personas. ( según el libro de Ken Blanchard y Jesse Lyn Stoner , titulado Full Steam Ahead: Desatando el poder de la visión en tu trabajo y tu vida).

suscripción rápida

con un 'click'

Otros artículos que le pueden interesar: