Lo hacemos todo, pero no sabemos nada

suscripción rápida

con un 'click'

Los hoteles son el reflejo del alma de sus directivos. Cuando uno es mediocre, toda su gestión se convierte en mediocre, al igual que sus resultados. Para terminar negando la realidad, sin aceptar ni siquiera la posibilidad de que existe una forma de lograr mejores resultados es el pan de cada dia en tales casos.

Es habitual ver como algunos directivos hoteleros viven de espaldas al mundo pensando que tienen resueltas todas sus necesidades en lo que a Marketing y Posicionamiento se refiere. Incluso algunos se vanaglorian de sus resultados sin pararse a pensar en lo mejorables que estos pudieran ser.

Desde fuera, vemos como sus resultados pasan por un becario que hace “cosas” de SEO, un Revenue Manager que entre informe e informe ver como Google se gasta su inversión en Adwords, y como un comercial entre visita y visita dedica un rato a hacer más “cosas” en redes sociales pensando que en eso le va la vida.

Para qué vamos a salir a vender, si al final “la mayoría de nuestros clientes nos vienen a través de OTAS

Vemos también como la gestión de la reputación online es “un mal necesario” dado que eso de que cualquiera pueda poner una opinión es molesto. Pero tampoco “vale la pena” invertir tiempo ni recursos en gestionar el índice de popularidad en Tripadvisor puesto que “ni vende” ni “tampoco tiene ninguna credibilidad”. Además, “nuestro producto es fantástico” y no entendemos como puede haber gente con tan mala fe que publica comentarios negativos.  Asi que se les responde adecuadamente, y punto.

A nivel de Revenue, ¿para qué?, si al fin y al cabo es suficiente con dejar que lo haga la competencia y ponerse a un Euro por debajo… al fín y al cabo tanto análisis no puede ser bueno.

En definitiva, una gestión mediocre que se capilariza desde arriba hacia abajo. De echar balones fuera, sin pensar que no se trata de hacer muchas cosas, sino de hacerlas bien.

Es hora de poner en valor el Marketing, aceptar que todo es mejorable, ya que nada es achacable a la coyuntura económica actual, o al mercado. Asumir las culpas, reaccionar, y tomar las riendas de la situación para darle la vuelta a los resultados.

 

 

suscripción rápida

con un 'click'

Otros artículos que le pueden interesar:

coffee-beans-png-files-26732

Cuando comparten los artículos me estimula a escribir más

En el móvil puede hacerlo con los iconos fijos en la parte inferior de la pantalla

Otras Publicaciones:

los Siete Principios de la Dirección

Dirección efectiva implica supervisión, comunicación, motivación y liderazgo efectivos. Todo esto contribuye al crecimiento y la estabilidad de un hotel. La función de dirigir es insustituible. …

Deja un comentario